¡Remedios para las Hemorroides!

Almorranas

Doctor y Paciente Platicando sobre las Radiografias del Colon

Las almorranas son pequeños sacos que se forman en las venas del área rectal. Principalmente se deben a factores que presionan mucho estas venas. El estreñimiento, la diarrea, levantar objetos pesados, el embarazo, el parto y pasar mucho tiempo sentados o de pie, y ciertos padecimientos médicos como las enfermedades hepáticas y cardiacas, son factores que contribuyen al desarrollo de almorranas.

Los síntomas principales de las almorranas incluyen sangrado rectal, dolor, comezón y ardor. En la mayoría de los casos, las almorranas son tratadas en casa con unos cuantos cambios en el estilo de vida que reducen la presión en las venas que llevan sangre al ano. Hay varios medicamentos no recetados que pueden usarse para aliviar las almorranas o los síntomas de las hemorroides.

Anestésicos Locales

Los anestésicos locales como la benzocaína, lidocaína, y la tetracaína pueden usarse para adormecer la zona y aliviar temporalmente el dolor relacionado con las hemorroides. Si hay almorranas externas, aplique el anestésico tópicamente a la zona afectada. Si las almorranas se han desarrollado en el canal anal, puede ser que requiera usar sus dedos para que coloque el producto por dentro. Siempre asegúrese de leer la etiqueta del producto para que siga las instrucciones específicas.

Vasoconstrictores

Los vasoconstrictores como la base de epinefrina, el hidrocloruro de epinefrina, el sulfato de epinefrina y el hidrocloruro de Fenileprina reducen los vasos sanguíneos y la inflamación en el área afectada. Pueden servir para aliviar la comezón y la incomodidad causada por los vasos endurecidos. No use estos remedios si padece del corazón, hipertensión, enfermedad de la tiroides, diabetes, o si tiene dificultad para orinar debido a una próstata sobrecrecida. Consulte a su proveedor de la salud si tiene preguntas sobre estos medicamentos.

Astringentes

Los astringentes sirven para secar y pueden usarse para aliviar la comezón y la irritación de las hemorroides. La hamamelis, la calamina, y el óxido de zinc pueden reducir las hemorroides externas al extraer agua del tejido hemorroidal inflamado.

Protectores

Los protectores sirven para recubrir la piel. Alivian el tejido inflamado, evitan la resequedad y la irritación. La manteca de cacao, la lanolina, la glicerina, el aceite mineral, la vaselina, el almidón tópico y el aceite de hígado de tiburón son protectores excelentes.

Hidrocortisona

Las cremas y los supositorios de hidrocortisona sirven para reducir la inflamación y la comezón anal que provocan las hemorroides o almorranas.

Cambios del Estilo de Vida

Además de estos ungüentos convencionales, es importante hacer unos cuantos cambios en el estilo de vida para reducir sus posibilidades de desarrollar almorranas o aminorar la irritación de las almorranas que ya se desarrollaron. Aumentar el consumo de fibra y agua ayudará a ablandar y aglutinar las heces, facilitando su expulsión. El ejercicio diario también estimula los músculos digestivos para que los desechos pasen por el sistema. También, evite esforzarse al defecar y al levantar objetos pesados.

Procure no sentarse en superficies duras. También los cojines en forma de dona pueden agravar los vasos de las hemorroides al aumentar la presión en la zona anal. Use un cojín suave, común y corriente, para aliviar el malestar. Evite las grasas, los productos animales, el café, el picante y el alcohol que pueden ser pesados para el aparato digestivo.

Cómo Cuidarse de las Almorranas

  • Dese un baño de asiento: el calor y la humedad de un baño de asiento pueden aliviar el dolor y la comezón de las hemorroides. La clave es sumergir la zona rectal en agua caliente, ya sea en una tina normal o en un baño de asiento especial que puede fijarse al inodoro. Asegúrese que el agua esté más caliente que la de su baño y siéntase de tal modo que cubra la zona afectada. Dure en el baño de veinte a treinta minutos, dos o tres veces al día.
  • Higiene Anal: Es muy importante tener limpia la zona rectal, pues los desechos pueden irritar los tejidos sensibles. Lave la zona anal con una toalla tibia y húmeda o con una toallita para bebé, siempre de enfrente hacia atrás. Evite el papel higiénico duro o con tintes y perfumes.
  • Levántese: Acuéstese sobre su costado varias veces al día. Procure ver la tele, leer, y descansar con su familia en esa posición para aliviar la presión en la zona rectal que puede ser afectada por almorranas.

Procedimientos Médicos

Las almorranas problemáticas que no desaparecen, incluso con los remedios caseros y los medicamentos recetados, es posible que tengan que extirparse. Algunos métodos de tratamiento comunes son:

  • Ligadura con Banda Elástica: Es el método más comúnmente usado para tratar las hemorroides. El doctor colocará una liga en la base de la hemorroide, cortando su circulación y destruyendo las almorranas. Este método se hace en un consultorio médico y no requiere hospitalización.
  • Escleroterapia: Se inyecta una solución química alrededor de la base de la hemorroide para secar el vaso sanguíneo inflamado. Al igual que con la ligadura con banda elástica, esta técnica no suele requerir una larga hospitalización como la hemorroidectomía.
  • Foto Coagulación Infrarroja: Se usa para quemar las hemorroides externas. Esta técnica utiliza una luz infrarroja intensa para interrumpir la circulación a las hemorroides.
  • Hemorroidectomía: Las hemorroides internas o externas pueden ser removidas con cirugía. Este procedimiento quirúrgico elimina por completo las hemorroides más graves y requiere una larga hospitalización y una recuperación post-quirúrgica.

Un remedio herbal recomendado para las hemorroides es el producto Hematrex®.