¡Remedios para las Hemorroides!

Cirugía de Hemorroides

Cirujanos

Las hemorroides son venas crecidas que se desarrollan en el canal anal dado a la presión excesiva en las venas rectales. Son bastante comunes y más de la mitad de la población tendrá hemorroides en algún momento dado. Las causas más comunes de las hemorroides son una mala dieta, falta de ejercicio y estrés físico. Pueden ser terriblemente molestas, causan dolor, comezón, ardor y hasta sangrado en la zona rectal. Dependiendo de la gravedad, las hemorroides se clasifican en cuatro grados: primero, segundo, tercero y cuarto grado.

Hemorroides de Primer Grado

Las hemorroides de primer grado son las menos severas. Pueden sangrar, pero no hay prolapso rectal fuera del canal anal. Las opciones de tratamiento para las hemorroides de primer grado incluyen cambios en la dieta, ungüentos convencionales y herbales, la remoción de coágulos, la escleroterapia, la coagulación con láser o la coagulación infrarroja.

Hemorroides de Segundo Grado

Las hemorroides de segundo grado se prolapsan fuera del canal anal, durante un movimiento intestinal. Sin embargo, también se retractan espontáneamente. Pueden tratarse con ungüentos convencionales y herbales, la remoción de coágulos, la escleroterapia, ligadura con banda elástica, coagulación con láser, coagulación infrarroja, o PPH (Procedimiento para Prolapso y Hemorroides.)

Hemorroides de Tercer Grado

La cirugía de hemorroides requiere que se acomoden manualmente en el canal anal luego de prolapsarse. Las hemorroides de tercer grado pueden tratarse con ungüentos convencionales y herbales, la remoción de Coágulos, Ligadura con Banda Elástica, Coagulación con Láser, Coagulación Infrarroja, o PPH (Procedimiento para Prolapso y Hemorroides.)

Hemorroides de Cuarto Grado

Las hemorroides de cuarto grado involucran un prolapso rectal irreductible. En otras palabras no pueden colocarse de nuevo dentro del recto de forma manual y usualmente se estrangulan o se vuelven trombosadas. Cuando se presentan estas hemorroides, la zona donde está la membrana mucosa del recto se topa con la piel anal casi afuera del canal anal, y la membrana mucosa rectal ocupa permanentemente el canal anal muscular. En estos momentos de gravedad puede requerirse una hemorroidectomía o PPH (Procedimiento para Prolapso y Hemorroides.)

Opciones de Tratamiento para Hemorroides

Aunque las hemorroides son molestas, a menudo pueden tratarse fácilmente con medicamentos herbales o sin receta médica. Cuando las hemorroides son particularmente problemáticas, puede requerirse la intervención médica para aliviar o remover las hemorroides. Los procedimientos incluyen: Extracción de Coágulos, Ligadura con Bandas Elásticas, Escleroterapia, Coagulación con Láser, Coagulación Infrarroja, Hemorroidectomía, o un Procedimiento para Hemorroides Prolapsadas conocido como PPH por sus siglas en inglés.)

Remoción de Coágulos

Este es un procedimiento menor que se efectúa en las hemorroides externas y suele realizarse en el consultorio médico. El doctor aplicará un anestésico local y extirpará el coágulo. La herida dolerá cuando se toca conforme cicatriza pero el alivio del dolor hemorroidal casi será inmediato. No se requiere mucho tiempo para recuperarse de este procedimiento.

Ligadura con Banda Elástica

La ligadura con banda elástica es el procedimiento más comúnmente utilizado para tratar las hemorroides internas prolapsadas. Al igual que con la remoción de coágulos es un procedimiento que se realiza en un consultorio médico. El doctor colocará una liga en la base de la hemorroide, cortando su circulación y haciendo que se seque. Si hay varias hemorroides, es posible que su médico realice este procedimiento solo en una hemorroide a la vez.

Escleroterapia

También conocida como una terapia de inyecciones, la escleroterapia se usa para curar hemorroides externas pequeñas. A diferencia de la ligadura con banda elástica, la terapia de inyección puede efectuarse simultáneamente en múltiples hemorroides, sin embargo, no es tan efectiva para tratar las hemorroides más grandes. La escleroterapia requiere la inyección de una sustancia que endurece la base de la hemorroide que interrumpe la circulación. El desarrollo de hemorroides esclerosadas es una posible complicación de la terapia con inyección, pero estos casos son poco frecuentes.

Coagulación con Láser

Este procedimiento usa un láser para quemar la hemorroide problemática y destruir el tejido externo de la hemorroide. Es similar a la Coagulación Infrarroja en la cual se usa una luz infrarroja en vez de un láser.

Coagulación Infrarroja

Es similar a la coagulación con láser, la coagulación infrarroja quema las hemorroides. En este caso, una luz infrarroja apunta a la base de la hemorroide, causando un coágulo que luego se quema y finalmente desaparece.

Hemorroidectomía

La cirugía de hemorroides, también conocida como hemorroidectomía, típicamente se usa solo en casos severos de hemorroides externas. Suele recomendarse para tratar hemorroides internas o externas de gran tamaño, o para las hemorroides que dan síntomas de dolor o comezón extrema. Durante este procedimiento, la hemorroide es quirúrgicamente removida con anestesia local o general. La hemorroidectomía requiere una hospitalización de tres a diez días y una recuperación post-quirúrgica en casa de dos a cuatro semanas. En casos atípicos, la cirugía de hemorroides puede causar dolor extremo, mucho sangrado, cicatrización y la imposibilidad de defecar.

PPH: Procedimiento para Prolapso y Hemorroides

Este procedimiento también es conocido como hemorroidopexia con grapas, hemorroidectomía con grapas, y mucosectomía circunferencial. El PPH es una técnica que reduce el prolapso del tejido hemorroidal al cortar una banda de la membrana prolapsada con grapas. Básicamente, el tejido sobrante es removido y el tejido hemorroidal restante es engrapado, permitiendo que vuelva a su posición original. Algunos pacientes tienen menos dolor y una recuperación post-operativa más corta con este procedimiento. Sin embargo, al igual que con cualquier procedimiento médico, hay riesgos potenciales. El PPH puede causar dolor persistente, disfunción intestinal, daño a la pared rectal y el estiramiento del esfínter.

Desarterialización hemorroidal transanal (THD)

Este procedimiento ha sido evaluada en la revista científica Cirugía Española y aprobada por el Instituto Nacional para Salud y Excelencia Clínica. Es una técnica quirúrgica que extirpa las hemorroides. Usualmente se realiza después de una enema y bajo anestesia total. Las hemorroides se ligan con sutura para disminuir el flujo sanguíneo a las hemorroides. Para leer más sobre este tratamiento visita la página de wiki.

Foto: Julia Manzerova

  • itzel hernandez

    yo no queria saber eso yo quiero un remedio cientifico por el amor de dios no lo encuentro alguien que me diga por favor diganme es para mi tarea para el 09 de abril del 2013