Cómo Diagnosticar y Tratar las Hemorroides

by Dr. Edward F. Group III, DC, ND

Foto de un Doctor

Las hemorroides es común y afecta a millones de americanos cada año. Aunque es algo común, sus síntomas son similares a los que presentan trastornos más serios. Es posible que usted tenga una hemorroide si sufre dolor, ardor, irritación, inflamación y sangrado por el recto. Continúe leyendo acerca de cada uno de estos síntomas y cómo están relacionados con las hemorroides. Consulte a su profesional de la salud si aún no sabe cuál es la causa de sus síntomas.

¿Cómo se Desarrollan las Hemorroides?

Las hemorroides son venas inflamadas que surgen dentro del ano o debajo del tejido alrededor del ano.

Conforme los desechos corporales entran al canal pélvico y rectal, los tejidos que rodean el interior del ano (a veces llamados “cojines anales”) se llenan de sangre y ayudan a controlar los movimientos intestinales. Las hemorroides se desarrollan cuando una presión excesiva y otros factores hacen que las venas dentro de estos cojines se inflamen y se estiren. Entonces empiezan a abultarse, formando pequeños sacos dentro del recto o debajo de la piel que rodea al ano.

Quién Tiene Hemorroides

Las hemorroides son un padecimiento extremadamente común que afecta a hombres y mujeres, jóvenes y adultos mayores por igual. Más de la mitad de la población americana tendrá un diagnóstico de hemorroides en algún momento de su vida. La incidencia de los diagnósticos de hemorroides aumenta después de los treinta años de edad; sin embargo, hay personas de todas las edades que son tratadas por este malestar. Las mujeres embarazadas son muy susceptibles a las hemorroides por el aumento del volumen sanguíneo, el útero crecido, y los cambios hormonales que suceden cuando se espera un bebé. El parto también presiona en exceso las venas de la zona del recto.

La tendencia a desarrollar hemorroides es hereditaria, así es que si sus padres padecieron hemorroides, es probable que a usted le paso lo mismo. El sobrepeso, una mala dieta, una manera inadecuada de levantar objetos, falta de ejercicio, cambios hormonales, ciertos medicamentos, lesiones en la espina, y ciertas enfermedades como de pulmón y de corazón, son factores que contribuyen al desarrollo, el diagnóstico y el tratamiento de las hemorroides.

Diagnosticar y Tratar las Hemorroides

Las hemorroides son causadas por una presión excesiva en la zona anal que hace que las venas del recto se estiren y se inflamen. Son muy similares a las várices de la pierna. Determinar si usted tiene hemorroides es fácil cuando conoce los distintos tipos de hemorroides que existen y los síntomas que cada una de ellas presenta.

El diagnóstico de las hemorroides externas se realiza porque se puede ver debajo de la piel alrededor del ano. Son dolorosas y dan comenzó y pueden parecer una mora de gran tamaño si se coagulan. Las hemorroides internas son más difíciles de diagnosticar porque se presentan dentro del canal anal. Es posible que no causen malestar, pero sangran. Este sangrado rectal se manifiesta como sangre rojo brillante en el papel higiénico o mezclado con las heces. Si usted parece sangrado rectal de cualquier tipo, lo mejor es que lo evalúe un profesional de la salud para que descarte la posibilidad de padecer cáncer de colon, cáncer de recto u otra enfermedad grave.

Cuidar las Hemorroides

Hay muchas cosas que usted puede hacer para aliviar el dolor, la comezón y la incomodidad de las hemorroides. Bajo circunstancias normales, las hemorroides se reducen por sí mismas con pequeños cambios en la dieta que facilitan la digestión. Es importante evitar el estreñimiento y la diarrea, porque agravan las hemorroides. Aumentar el consumo de agua y de fibra en la dieta servirá para ablandar y aglutinar las heces, para que sea más fácil expulsarlas. El aceite de semilla de linaza, los suplementos con fibra, y ciertos enemas pueden mantener una digestión regular. Evite usar papel higiénico áspero, duro, perfumado o de colores que pueden irritar los tejidos sensibles. En vez de ello, lave la zona anal con regularidad para evitar la irritación del tejido sensible. Un baño tibio de asiento, de diez a quince minutos, dos o tres veces al día puede reducir la inflamación y aliviar el dolor de las hemorroides. No use aspirinas u otros antiinflamatorios no esteroideos (NSAIDs son sus siglas en inglés) como el ibuprofeno porque hacen que las hemorroides sangren más.

Cuándo Hay que Acudir al Médico para Diagnosticar y Tratar las Hemorroides

Bajo circunstancias normales, las hemorroides que se diagnostican pueden ser tratadas en casa. Sin embargo, si un diagnóstico de hemorroides se problematiza o es difícil de definir, debe consultar a su profesional de la salud.

Visite a su médico para diagnosticar y tratar sus hemorroides si hay sangrado por el recto porque puede ser un síntoma de otros trastornos más graves como son el cáncer de colon, el cáncer de recto, y la enfermedad de Crohn. También, que su doctor diagnostique las hemorroides si hay fiebre o si no desaparecen después de una semana de haberse dado tratamiento en casa.

El Tratamiento de las Hemorroides Diagnosticadas

Para tratar hemorroides persistentes o problemáticas, su médico puede recomendar un procedimiento quirúrgico para aliviar o remover la hemorroide. Los procedimientos comunes son: remoción de coágulos, ligación con banda elástica, escleroterapia, coagulación láser o con rayos infrarrojos, hemorroidectomía o PPH (Procedimiento para Prolapsia y Hemorroides.) Su doctor determinará el mejor método para diagnosticar y tratar sus hemorroides en base a la ubicación y la severidad de su caso.


Comments are closed.

Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés). La información y las declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretende sustituir el consejo de su médico profesional. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos enlaces se proporcionan para su conveniencia y referencia solamente. No somos responsables por el contenido o productos de cualquier otro sitio.

© 2018 • Todos Los Derechos Reservados • Remedios para las Hemorroides