¡Remedios para las Hemorroides!

Los Mejores Ejercicios para las Hemorroides

Mujer Haciendo Ejercicio

Las hemorroides son un padecimiento que cuando se manifiesta absorbe su atención por completo. Ya sea de día o de noche, en casa o en el trabajo, su mente se distraerá constantemente por el malestar. La mejor manera de deshacerse de las hemorroides es saber exactamente qué son o por qué se presentan. En general, es la inflamación de las venas de la zona vaginal y anal. Principalmente se forman debido a un flujo insuficiente de sangre a esta región. Otras causas principales son estreñimiento prolongado, una limpieza excesiva y el uso de papel higiénico con perfumes y tintes.

Evite actividades que puedan provocar hemorroides, prevenir siempre es mejor que encontrar una cura. Sin embargo, si usted padece esto, no se preocupe, hay varias maneras de tratar las hemorroides.

¡Muévase para que Su Sangre Circule!

Una mejor circulación sanguínea en la zona afectada es la forma más efectiva de curar esto. Conforme la sangre lleva nutrientes y elimina toxinas, fácilmente restaura la zona afectada a su normalidad. Por lo tanto es obvio que los ejercicios que estimulan el flujo sanguíneo a esta parte del cuerpo, son una parte esencial del tratamiento para esta enfermedad. Es vital que sea tratada lo antes posible, porque de lo contrario, las hemorroides a menudo se convierten en hemorroides trombosadas debido a la coagulación de la sangre. Esta es una lista de ejercicios fáciles de hacer y efectivos para aliviar las hemorroides.

El ejercicio como trotar, caminar, nadar y subir escaleras ayuda mucho. Empiece por hacer cualquiera de estos y obtenga los resultados deseados al mantener un régimen con disciplina. Estos ejercicios son menos extenuantes; sin embargo, son los más prometedores para activar el flujo sanguíneo a todas las partes del cuerpo y siempre han probado ayudar mucho, cuando se hacen con regularidad.

¿Los Ejercicios Kegel Sirven para las Hemorroides?

Los ejercicios de Kegel ayudan mucho, no solo a curar el padecimiento, pero también para prevenirlo. Este ejercicio consiste en contraer y relajar los músculos del piso pélvico. Requiere el músculo P-C (músculo pubococcígeo) y por eso es muy importante identificarlo. Una forma común de identificarlo es sentarse en el inodoro con sus piernas muy separadas y luego controlar el flujo de orina haciéndolo que comience y después detenerlo. Esto solo se logra con la ayuda del músculo P-C.

A esto se le llama el ejercicio de Kegel. Se recomienda que este ejercicio se realice 5 veces al día, cada repetición deberá tener 10-15 contracciones. El músculo P-C, igual que cualquier otro músculo, puede doler a veces, cuando se trabaja demasiado. En tal situación, descanse un par de días; sin embargo, asegúrese de continuarlo con consistencia. Una mejor idea es comenzar con un número bajo de contracciones y aumentarlas día a día, hasta finalmente alcanzar el número deseado. Cuando usted conozca la posición correcta del músculo P-C, podrá efectuar el ejercicio, al manejar, estar de pie, viendo televisión, o incluso cuando esté acostado en la cama.

Yoga y Hemorroides

Ciertas técnicas de yoga son muy efectivas para prevenir las hemorroides. Principalmente incluyen ejercicios de estiramiento y doblarse que involucran el abdomen y los muslos. Un ejercicio de estiramiento muy simple es ponerse de pie, levantar cada pierna, una y una, al nivel de la cintura. Al principio haga este ejercicio tres minutos, luego aumente gradualmente la intensidad a diez minutos. Este ejercicio, cuando se hace sobre todo en la mañana, ayuda a curar y prevenir las hemorroides a largo plazo.

Otros ejercicios que puede hacer para las hemorroides es el ejercicio del ano. Empuje su ano hacia abajo, como si fuera a expulsar heces, luego relájese. Comience por hacer esto cinco veces, luego auméntelo a por lo menos 20 veces al día. Es un ejercicio difícil, pero siempre ha demostrado ser de gran ayuda.

Como ya se dijo, el estreñimiento provoca las hemorroides. Por eso es muy importante evitar el estreñimiento para reducir el riesgo de las hemorroides. Una cosa muy sencilla que puede hacer es beber dos vasos de agua tibia, antes de expulsar las heces, para facilitar el proceso. Caminar rápidamente por 30 minutos en la mañana también es recomendable. Este es un ejercicio aeróbico que estimula la circulación a todas las partes del cuerpo, incluyendo las zonas anal y vaginal.