¡Remedios para las Hemorroides!

Fibra Recomendada para las Hemorroides

Dieta Recomendada para las Hemorroides

La fibra dietética juega un importante rol para mantenerlo sano. La fibra dietética puede servir para que reduzca su colesterol y evitar los padecimientos cardíacos, la diabetes, y ciertos tipos de cáncer. Comer alimentos ricos en fibra también puede aliviar algunos de los síntomas del estreñimiento, las hemorroides, la diverticulitis, y el síndrome del intestino irritable. Lea más acerca de la fibra dietética, cómo conseguirla, y de qué manera puede servir para aliviar los síntomas de las hemorroides a continuación.

Consuma Alimentos Altos en Fibra

Quienes sufren hemorroides tienen que evitar el estreñimiento y la diarrea que irritan los tejidos sensibles. Una dieta rica en carbohidratos complejos y fibra dietética (especialmente la fibra insoluble) es esencial para una buena digestión. La fibra ablanda las heces y estimula las contracciones intestinales para facilitar la digestión. La fibra insoluble es particularmente útil porque se descompone lentamente por las bacterias intestinales y apoya la función intestinal. Un estudio reciente determine que la gente que no desayuna tiene más posibilidades de desarrollar hemorroides. Así es que es importante desayunar y usar esta comida para llenarse de fibra dietética.

¿Cómo Añado Fibra a mi Dieta?

Es importante empezar a agregar fibra lentamente a la dieta. Demasiada fibra puede causar cólicos, inflamación, y gases. Estos síntomas agravan los sensibles tejidos hemorroidales. Haga pequeños cambios en su dieta para evitar el malestar. Comience con uno o dos cambios sencillos a la vez y luego espere varios días o hasta una semana antes de hacer otra modificación. Si un alimento en particular causa molestias, evítelo y pruebe otro.

Fibra y Fluidos

Usted tendrá que aumentar el consumo de líquidos mientras agrega fibra a su dieta. El agua es lo mejor, es un suavizador natural de las heces y puede evitar el estreñimiento. Trate de aumentar su ingesta de líquidos dos vasos al día conforme usted aumente su consumo de fibra.

¿Dónde Puedo Encontrar Fibra?

  • ManzanaFrutas y Verduras: Muchas frutas y verduras tienen mucha fibra. Algunas buenas fuentes son las manzanas, las bayas, los higos, las naranjas, las peras, las ciruelas, el brócoli, las coles de Bruselas, las zanahorias, la coliflor, los chícharos y los frijoles.
  • Alimentos Integrales: Puede aumentar la fibra en su dieta sustituyendo el pan blanco y los granos con pan y cereales integrales. Las opciones incluyen: arroz integral, pan de salvado, avena, palomitas, cereales multigranos secos o cocinados y pan de trigo molido.
  • Salvado: Agregar una pequeña cantidad (un cuarto de taza) de salvado a su cereal o dulce de manzana puede aumentar su ingesta de fibra dietética.
  • Frijoles: Comer una variedad de frijoles cocidos a la semana aumentará su consumo de fibra.

¿Qué es la Fibra Insoluble?

Frijoles

La fibra insoluble se descompone más lentamente en el sistema. Sirve para abultar y suavizar las heces, facilitando su expulsión. Una dieta rica en fibra insoluble facilita los movimientos intestinales regulares y sirve para reducir la irritación de las hemorroides. Los casos moderados de hemorroides suelen tratarse aumentando el contenido de agua y fibra de la dieta. Pero tenga cuidado y agregue fibra lentamente, para evitar los gases y la inflamación. Las fuentes de fibra insoluble incluyen: higos, arroz (integral), frijoles, pasas, grosellas, trigo, ciruelas y chícharos.

Consejos para Aliviar las Hemorroides

Una dieta sana y bastante ejercicio son componentes clave de un buen funcionamiento digestivo. Si los desechos pueden pasar rápidamente por el sistema, hay menos posibilidades para que las hemorroides se desarrollen o se agraven. El ejercicio estimula el aparato digestivo y permite que el alimento y los desechos se muevan más rápidamente en el cuerpo. El alimento que no reposa mucho tiempo en el colon no se deshidratará y, por tanto, no causará estreñimiento. El ejercicio diario puede ser tan sencillo como caminar alrededor de la cuadra. Si hace esto 30 minutos a diario mejorará su salud y reducirá la incidencia de las hemorroides.

Las mujeres también pueden practicar los ejercicios de Kegel para fortalecer los músculos de la pared vaginal y mejorar la circulación en la zona anal y vaginal. No se necesita un equipo especial ni experiencia para hacer los ejercicios de Kegel. Simplemente oprima los músculos vaginales y anales como si evitara orinar. Mantenga los músculos tensos el mayor tiempo posible (de ocho a diez segundos.) Repita esto unas veinticinco veces al día.

Para períodos largos sentado o de pie puede hacer que la sangre se acumule en la zona anal y aumente la presión en las venas. Si su trabajo requiere que pase mucho tiempo sentado o de pie, trate de darse tiempo para estirarse y cambie su posición. También acuéstese de lado cuando lea o vea la televisión para que reduzca la presión en la zona rectal.

Levantar cosas pesadas y de manera inadecuada también puede facilitar el desarrollo de las hemorroides. Una presión repentina en los vasos sanguíneos hace que las venas en la zona rectal se estiren y se inflamen. No levante objetos demasiado pesados para usted. Flexione las rodillas y evite aguantar la respiración al levantar algo. Mejor respire sin interrupciones y exhale cuando levante el objeto.