¡Remedios para las Hemorroides!

Qué Son las Hemorroides

Foto de Hemorroide Interna por MedlinePlus
Prácticamente todas las personas tendrán una hemorroide en algún momento de su vida. Pero mucha gente sigue sin saber exactamente qué son las hemorroides, por lo tanto no sabe cómo tratarlas o prevenirlas. Para comprender las hemorroides, es importante entender cómo se desarrollan y qué cambios usted debe hacer para evitarlas.

Causas de las Hemorroides

Las hemorroides son venas crecidas que surgen cuando hay demasiada presión en las venas de la zona rectal. Conforme los desechos corporales entran al área pélvica y al canal rectal, los tejidos dentro del ano (a veces llamados “cojines anales”) se llenan de sangre para controlar los movimientos intestinales. Las hemorroides se desarrollan cuando un exceso de presión y otros factores relacionados con las venas que están dentro de estos cojines se inflaman y se estiran. Cuando el tejido que está alrededor ya no puede sostener estas venas inflamadas, empiezan a saltar ya sea en el canal anal o debajo de la piel que rodea al ano.

El estreñimiento y la diarrea son causas comunes de las hemorroides. Hacer demasiado esfuerzo al defecar, debido al estreñimiento, y los movimientos explosivos de la diarrea ponen una presión enorme en el ano. Otros factores que pueden causar hemorroides incluyen el peso, el embarazo, el parto, padecimientos médicos (como las enfermedades hepáticas y cardíacas,) tumores en el área de la pelvis, tos violenta, levantar objetos pesados, y pasar mucho tiempo de pie o sentados. Usted puede tener más posibilidades de desarrollar hemorroides si hay la tendencia en su familia. La edad es otro factor, de hecho la mitad de la gente mayor a los 50 años busca un tratamiento para las hemorroides. Las infecciones en la zona rectal y las lesiones de la espina también pueden causar el desarrollo de hemorroides. Aquí tiene un resumen de las causas de las hemorroides:

  • Estreñimiento
  • Sobrepeso
  • Herencia
  • Edad
  • Falta de ejercicio
  • Técnicas inadecuadas para levantar objetos
  • Enfermedad Hepática y Cardíaca
  • Lesiones de la espina
  • Embarazo y parto
  • Problemas de circulación
  • Mantenerse parado o sentado por mucho tiempo

Frecuentemente las hemorroides se dan durante el embarazo por la presión adicional en las venas debido a un mayor volumen sanguíneo y el útero crecido. Los cambios hormonales en el embarazo también causan estreñimiento y, por lo tanto, hemorroides. La intensidad y la duración de las hemorroides depende de qué tipo de hemorroides se desarrolla.

Tipos de Hemorroides

Las hemorroides pueden ser internas o externas. Las hemorroides internas son vasos sanguíneos inflamados dentro del ano. No suelen doler, pero pueden sangrar. La sangre rojo intenso en las heces o en el papel higiénico es un síntoma clásico de una hemorroide interna. A veces, una hemorroide interna puede convertirse en una hemorroide prolapsada si sale por el recto y cuelga fuera del ano. Las hemorroides prolapsadas pueden volver por sí mismas a su lugar dentro del recto o pueden entrar con un ligero empujón. Una hemorroide prolapsada que no puede empujarse tiende a requerir la intervención médica.

Las hemorroides externas se forman en las venas alrededor del ano. Pueden dar comezón y dolor y, en ocasiones, una hemorroide externa se revienta o sangra. Se caracterizan por ser una inflamación o un bulto endurecido en el recto. Este bulto es el resultado de un coágulo en la hemorroide (llamado una hemorroide trombosada). Este bulto parecerá una mora muy grande y puede ser muy molesto y doloroso.

Síntomas de las Hemorroides

Los síntomas de las hemorroides incluyen sangrado al defecar, dolor, y comezón. En casos extremos, una vena dentro de una hemorroide externa se reventará, permitiendo que la sangre se acumule debajo de la piel y forme una protuberancia endurecida y dolorosa. A esto se le llama una hemorroide trombosada o coagulada. Una hemorroide trombosada parece como una mora muy grande. Cuando se presentan estas hemorroides, el paciente podrá tener sangrado rectal y un dolor intenso que se agravará al estar sentado o de pie.

Cómo Prevenir las Hemorroides

La mejor forma de evitar las hemorroides es establecer hábitos saludables al ir al baño. Esto previene el estreñimiento y la diarrea que suelen generar hemorroides. Aumentar el consumo de fibra y agua ayudará a ablandar y aglutinar las heces, para que sean expulsadas más fácilmente. El ejercicio diario también estimula los músculos digestivos y mueve los desechos corporales por el sistema. También evite hacer mucho esfuerzo al defecar y al levantar objetos pesados. Si sufre de problemas digestivos, recomiendo el producto Oxy-Powder® para mantener limpios los intestinos.

Tratamientos para las Hemorroides

Si usted desarrolla una hemorroide, el dolor, la comezón y el malestar a ratos pueden ser insoportables. Sin embargo, hay muchas cosas que puede hacer para aliviar algunos de estos síntomas. Para aliviar el dolor y la inflamación de las hemorroides, tome un baño tibio por 10-15 minutos, 2-3 veces al día. Evite usar papel higiénico reseco y áspero, o que contenga perfume o tintes porque pueden irritar los tejidos sensibles. En vez de ello, limpie la zona anal con una toalla tibia o con una toallita húmeda para los bebés. Y no use aspirinas u otros medicamentos antiinflamatorios no esteroides (NSAIDs) como el ibuprofeno porque pueden hacer que las hemorroides sangren más. Los remedios caseros para evitar y tratar las hemorroides incluyen el aceite de semilla de linaza, los suplementos con fibra, Hematrex® y ciertos enemas. Para hemorroides particularmente problemáticas, su medico puede recomendar un procedimiento como es la remoción de coágulos, la ligación con una banda elástica, la escleroterapia, la coagulación infrarroja o con láser, una hemorroidectomía, o PPH (Procedimiento para Prolapsia y Hemorroides.)

Foto: MedlinePlus

Tags: , ,