¡Remedios para las Hemorroides!

Cómo Tratar las Hemorroides con Bandas Elásticas

¿Qué es Ligar las Hemorroides?

Ligar las hemorroides es el procedimiento más comúnmente utilizado en Estados Unidos para tratar las hemorroides externas. En esencia, la base de la hemorroide se liga, cortando su circulación y haciendo que se seque. La hemorroide se caerá en una semana, generalmente durante un movimiento intestinal. Se formará una cicatriz en el lugar donde estaba la hemorroide para mantener las venas cercanas en su lugar y asegurar que no salten hacia el canal anal. Ligar las hemorroides es un procedimiento que se realiza en un consultorio médico y el paciente vuelve a casa después del procedimiento.

Las Ventajas de Ligar las Hemorroides

  • Fácil y Económico: Ligar las hemorroides es un procedimiento sencillo y económico, y no requiere hospitalización. Tampoco se requiere una costosa anestesia.
  • Alivio Rápido para las Hemorroides: Ligar las hemorroides da un alivio más rápido y prolongado que la inyección por escleroterapia o la terapia de fotocoagulación infrarroja.
  • Casi Nunca se Requiere Repetir el Tratamiento: La mayoría de la gente que se somete a un procedimiento para ligar las hemorroides goza una mejoría inmediata y no requiere más tratamiento médico.

Desventajas de Ligar las Hemorroides

  • No es tan Efectivo para las Hemorroides Grandes: Ligar las hemorroides no es tan efectivo para tratar hemorroides de tercer grado o incluso casos de hemorroides de segundo grado muy abultadas.
  • No Puede Usarse para Múltiples Hemorroides: Ligar las hemorroides solo aplica para una o dos hemorroides a la vez si se hace en un consultorio. Para tratar varias hemorroides a la vez, el paciente debe recibir anestesia general. Típicamente su médico tratará zonas adicionales a intervalos de cuatro a seis semanas.
  • No es una Cura para las Hemorroides: Ligar las hemorroides no es una cura y es posible que vuelvan a formarse en cualquier momento.

¿Cómo se Ligan las Hemorroides?

Su médico seguramente la aconsejará no tomar medicamento que cause sangrado, como son las aspirinas y el coumadín. Si usted está tomando esteroides, tiene una deficiencia inmunológica, o un dispositivo prostético implantado, como una extremidad artificial, su doctor recetará un antibiótico pre-quirúrgico. Luego le harán un enema para limpiar las heces del recto.

Infografía de Hemorroides Externas e Internas

La posición más común para este procedimiento es la posición lateral a la izquierda donde usted se acuesta sobre su costado izquierdo y se lleva las rodillas al pecho y los glúteos apuntando hacia la orilla de la mesa. Una vez que se acomode, su profesional de la salud insertará un proctoscopio tibio y lubricado en el canal anal. Su doctor luego podrá sujetar la hemorroide con un forcep y jalarla con la liga. El cilindro del ligador luego se jala hacia arriba hasta que llegue a la base de la hemorroide. Su doctor oprimirá la agarradera del ligador para aplicar la liga a la base de la hemorroide. Su doctor decidirá si usa dos ligas para evitar que se rompan y garantizar que se corte la circulación a la hemorroide.

Recuperándose de las Hemorroides Ligadas

El dolor y una leve incomodidad son comunes luego del procedimiento y pueden tratarse con analgésicos convencionales o herbales. También puede sentir deseos de defecar. Su médico podrá recetarle un supositorio lubricante y un ablandador de heces para evitar que se esfuerce demasiado durante los movimientos intestinales que pueden lastimar más la zona sensible. Podrá tener sangrado rectal de siete a diez días después del procedimiento cuando se caigan las hemorroides ligadas. El sangrado debe ser mínimo y se detendrá.

Riesgos Asociados con Ligar las Hemorroides

Casi no hay complicaciones graves al ligar las hemorroides, pero lo que se puede presentar es:

  • Dolor: El dolor severo o agudo inmediatamente después de ligar las hemorroides casi siempre es ocasionado por una colocación inadecuada de la liga. Si esta es la causa, la liga debe retirarse de inmediato y colocarse más arriba de la línea dentada. Es normal sentir un dolor moderado y presión pero esto debe desaparecer en unas cuantas horas.
  • Sangrado: Puede haber un poco de sangrado en el primer movimiento intestinal luego de ligar las hemorroides. Son muy raros los casos en que hay un sangrado cuantioso, de hecho esto se da en menos de un por ciento de los casos de ligadura de hemorroides.
  • Liga resbalada: Si no hay suficiente masa hemorroidal para fijar la liga, es posible que la liga se resbale. Su profesional de la salud puede usar dos ligas para evitar esta complicación.
  • Infección y Sepsis Pélvica: Esta es una complicación muy rara pero muy grave y puede ser mortal. En ambos casos el paciente debe ser evaluado y tratado de inmediato por un médico.
  • Coágulo: En alrededor del cinco por ciento de los casos, el paciente puede presentar un doloroso coágulo que requiere cirugía.
  • Fisura anal: Las fisuras anales se desarrollan en el uno por ciento de los casos porque las hemorroides se desprenden. Las fisuras anales puede requerir analgésicos recetados y quizás cirugía.

Efectividad de Ligar las Hemorroides

Ligar las hemorroides solo sirve para tratar hemorroides de segundo grado.

Quiénes No Deben Ligar sus Hemorroides

Ligar las hemorroides no es viable para tratar hemorroides de tercer grado, ni para casos complicados de segundo grado. Las hemorroides que previamente han sido tratadas con escleroterapia son difíciles de ligar y no deben tratarse con este procedimiento. Para no tener que llegar a tener este procedimiento, puede tomar un producto como Hematrex® para ayudarle a evitar las hemorroides.

Foto fue tomada por: rwkvisual, TipsTimes

Tags: , , , ,