¡Remedios para las Hemorroides!

Remedios Caseros para las Hemorroides

Agua para las Hemorroides

Las hemorroides, aunque son comunes, son muy molestas, dolorosas y vergonzosas. Son venas inflamadas de la zona anal que se presentan cuando la pelvis y el recto tienen demasiada presión. La presión puede ser debido a muchos factores como estreñimiento, embarazo, o períodos prolongados de estar sentados o de pie. Los síntomas comunes de las hemorroides son dolor, sangrado, irritación y comezón. Y aunque son un trastorno problemático, suelen poder tratarse en casa con pequeños cuidados o unos cuantos cambios sencillos a su estilo de vida.

Cómo Cuidarse de las Hemorroides

El dolor, la comezón y el malestar de las hemorroides pueden ser insoportables a ratos. Sin embargo, hay muchas cosas que usted puede hacer para aliviar algunos de estos síntomas. La manera más importante de cuidar de sus hemorroides es evitar la presión y el estrés que pueden irritar más el sensible tejido hemorroidal. Una mala dieta, la falta de ejercicio y el estrés físico aumentan los riesgos de desarrollar hemorroides o agravar las existentes.

El estreñimiento y la diarrea son causas comunes de las hemorroides. Las heces endurecidas y secas del estreñimiento o las heces suaves y explosivas de la diarrea pueden presionar más la zona anal. Las hemorroides son causadas o agravadas por el esfuerzo y la irritación de estos padecimientos. Así es que mejorar su dieta facilitará su digestión y reducirá los síntomas de las hemorroides.

Remedios Caseros para Hemorroides

  • Aumente el consumo de agua y fibra para suavizar las heces, hidrate su cuerpo, y reduzca la presión durante los movimientos intestinales. Tenga cuidado al agregar fibra gradualmente a su dieta. Demasiada fibra puede empeorar la diarrea y causar gases dolorosos e inflamación. También es importante comer a sus horas. Comer regularmente promueve un funcionamiento sano de los intestinos.
  • Un baño tibio de asiento también puede ayudar a los pacientes con hemorroides. El calor y la humedad de un baño de asiento puede aliviar el dolor y la comezón de las hemorroides. Sumerja la zona rectal en agua caliente, ya sea en una tina normal o en una tina para baño de asiento que puede fijarse en el inodoro. Caliente más el agua y asegúrese de sentarse de tal modo que cubra la zona afectada. Siéntase en el baño durante veinte y treinta minutos, dos o tres veces al día.
  • Procure recostarse de lado varias veces al día. Vea televisión, lea y descanse con su familia en esta posición para aliviar la presión en la zona rectal que puede agravar las hemorroides. También es importante la higiene rectal pues los desechos pueden irritar las hemorroides. Limpie la zona anal con una toalla tibia y húmeda o con una toallita para bebé, siempre limpiando de la parte frontal hacia atrás.
  • Hay muchos ungüentos convencionales y herbales que pueden usarse como remedios caseros para evitar y tratar las hemorroides. Los medicamentos convencionales son anestésicos, vasoconstrictores, astringentes, y protectores. Los remedios herbales son aloe vera, arrayán, raíz de consuelda, baya del saúco, gordolobo, milenrama, castaño de indias, hamamelis, corteza de espino amarillo, raíz de collinsonia, perejil, y hojas de parra de uva roja. El aceite de semilla de linaza, los suplementos de fibra y ciertos enemas pueden usarse para ablandar las heces y aliviar la presión en la zona rectal. Oxy-Powder® es el mejor producto para el estreñimiento y la limpieza del colon.

Qué no Debe Hacer

Aléjese de las grasas, los productos animales, el café, el alcohol y el picante que pueden dañar una digestión sana. La carne roja y las dietas altas en proteína también pueden afectar el tracto digestivo. Evite los laxantes fuertes. Estos productos causan movimientos intestinales innecesarios que pueden irritar más las hemorroides. Además pueden formar hábitos, creando un ciclo de estreñimiento-diarrea-estreñimiento.

Evite el papel higiénico seco y duro, o que contenga perfumes y tintes porque pueden irritar los tejidos sensibles. No use aspirinas o fármacos anti-inflamatorios no esteroides (NSAIDs) como el ibuprofeno porque pueden hacer que las hemorroides sangren más. Use analgésicos con acetaminofeno como son Tylenol, Datril, Valadol y otros productos.

¿Cuándo debo ver al doctor?

Aunque la mayoría de las hemorroides se tratan en casa, a veces son particularmente problemáticas o persistentes. En estos casos es posible que requiera la ayuda de un doctor. Vea a su médico si hay sangrado rectal porque puede ser un síntoma relacionado con otras enfermedades más graves como son el cáncer de colon, el cáncer rectal y la enfermedad de Crohn. También que su doctor evalúe el dolor que experimenta si presenta fiebre, o si las hemorroides no desaparecen en una semana, con los remedios caseros.

Procedimientos Médicos para Tratar las Hemorroides

Estos métodos pueden usarse para las hemorroides que no responden bien a los remedios caseros.

  • Ligadura con Banda Elástica: Una banda de hule se coloca alrededor de la base de la hemorroide para interrumpir la circulación y hacer que se reduzca hasta desaparecer. Este método es útil para las hemorroides internas pequeñas.
  • Escleroterapia: Se inyecta una solución química alrededor de la base de la hemorroide para reducir el vaso sanguíneo.
  • Fotocoagulación Infrarroja: Este procedimiento usa un rayo intenso de luz infrarroja para quemar y destruir el tejido hemorroidal.
  • Hemorroidectomía: Este procedimiento quirúrgico remueve por completo las hemorroides severas.