Sigmoidoscopía

by Dr. Edward F. Group III, DC, ND

Una sigmoidoscopía es un examen completo de los últimos dos pies del colon inferior. En el caso de los pacientes que tienen sangrado rectal asociado con hemorroides, puede usarse para descartar cáncer de colon, bultos anormales, y otras enfermedades.

Causas y Síntomas de las Hemorroides

Las hemorroides son extremadamente comunes, cerca de la mitad de los adultos en América tendrán una hemorroide en un momento dado. Las hemorroides se desarrollan cuando aumenta la presión en las venas dentro y alrededor del canal anal. Normalmente, el tejido que rodea el interior del ano se llena de sangre para controlar los movimientos intestinales. Las hemorroides se forman cuando esta enorme presión hace que las venas se inflamen y se estiren ya sea hacia el canal anal (internas) o debajo de la piel que rodea al ano (externas.) Una mala dieta, falta de ejercicio y el estrés físico son las causas más probables de las hemorroides.

El sangrado rectal es un síntoma común de las hemorroides, al igual que el dolor y la comezón. Sin embargo, el sangrado rectal también puede relacionarse con otros padecimientos muy serios como son el cáncer de colon, el cáncer rectal y la enfermedad de Crohn. Por este motivo los pacientes mayores de 40 con herencia familiar de uno de estos padecimientos podrán requerir una sigmoidoscopía para confirmar que las hemorroides son la causa de sus síntomas.

Comprender una Sigmoidoscopía para Hemorroides

Una sigmoidoscopía es un examen muy completo de los últimos dos pies del colon sigmoide. Se usa comúnmente para examinar la posibilidad de cáncer de colon y puede usarse para detectar otros bultos anormales como son los tumores y los pólipos. Un doctor también podrá remover pequeñas tumoraciones y recolectar muestras de tejido con esta prueba. La sigmoidoscopía requiere un enema o laxante para limpiar completamente el colon antes de realizarse.

Flexible vs. Rígido

La sigmoidoscopía se realiza con un sigmoidoscopio, que es un tubo con luz que puede ser rígido o flexible. Un sigmoidoscopio rígido tiene una longitud de diez a doce pulgadas y una pulgada de ancho. Permite a su doctor ver dentro del recto y analizar una porción del colon. Ahora se usa un nuevo dispositivo, llamado un sigmoidoscopio flexible, que es un tubo delgado y flexible de 24 pulgadas de largo que contiene una pequeña cámara de video a color. Con este instrumento, su doctor podrá ver los pliegues del colon. Generalmente permite una vista mucho más completa de la parte baja del colon y es más cómodo para el paciente que el sigmoidoscopio rígido.

Preparándose para una Sigmoidoscopía

Aunque los preparativos precisos pueden variar, es posible que le pidan llevar una dieta líquida unos días antes de la prueba y evitar comer unas doce horas antes del examen. También necesitará un enema la noche anterior de la prueba y otro enema una hora antes del examen. Si usted cree que su malestar es causado por hemorroides, debe cuidarse y evitar hacer esfuerzo al levantar objeto o durante los movimientos intestinales que pueden irritar más el tejido sensible.

Realizar la Sigmoidoscopia

A usted se le pedirá que se desnude de la cintura para abajo y que se cubra con una sábana. Su médico luego lo acomodará ya sea sobre su costado izquierdo con las rodillas hacia el pecho, o sobre sus codos y rodillas con los glúteos levantados. Una vez que esté en posición, el doctor insertará un dedo cubierto con un guante para verificar si hay dolor o bloqueo. Entonces podrá evaluar las hemorroides externas que estén presentes en ese momento.

El sigmoidoscopio lubricado será insertado en el ano y se moverá lentamente hacia adentro del recto y la parte baja del colon. Usted sentirá cólicos y ganas de ir al baño cuando el dispositivo esté en el colon. También podrá sentir un poco de dolor y comezón por las hemorroides. Cuando el sigmoidoscopio llegue a su límite, su médico lo retirará lentamente y mientras tanto examinará con cuidado el colon. La prueba suele durar de diez a treinta minutos o un poco más si se toman muestras de los tejidos.

Resultados de la Sigmoidoscopía

Un resultado normal de la sigmoidoscopía significa que el revestimiento del colon es terso y rosa con numerosos pliegues y no hay anormalidades, bolsas o inflamación. Los hallazgos anormales de una sigmoidoscopia incluyen hemorroides, pólipos, tumores, úlceras, diverticulosis, o inflamación. Si después de este examen su médico puede confirmar que las hemorroides son la causa de sus síntomas, le recetará un ungüento hemorroidal convencional o un procedimiento quirúrgico para remover el irritante.

Riesgos de la Sigmoidoscopía

Una sigmoidoscopía es una prueba relativamente segura que no suele causar problemas. Hay un leve riesgo de infecciones del colon derivadas de esta prueba. También hay la remota posibilidad de que el colon se perfore durante una sigmoidoscopía. Esto causará mucho sangrado y dañará la pared del colon. Sin embargo, esta posibilidad es extremadamente rara (1 en 10,000).


Comments are closed.

Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés). La información y las declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretende sustituir el consejo de su médico profesional. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos enlaces se proporcionan para su conveniencia y referencia solamente. No somos responsables por el contenido o productos de cualquier otro sitio.

© 2018 • Todos Los Derechos Reservados • Remedios para las Hemorroides