¡Remedios para las Hemorroides!

Síntomas de las Hemorroides

Mujer con Dolor

Casi la mitad de los adultos de los Estados Unidos sufrirán los síntomas de las hemorroides en un momento dado. La incidencia de las hemorroides aumenta después de los treinta años de edad; sin embargo, las personas de todas las edades son tratadas por este padecimiento. Los síntomas comunes de las hemorroides incluyen dolor, comezón, ardor, y sangrado rectal. Pero los síntomas de las hemorroides también pueden parecerse a los que presentan otras enfermedades más graves como son el cáncer de colon, el cáncer de recto, la enfermedad de Crohn, la diverticulitis, y la colitis ulcerativa. Esta es la manera de distinguir entre los síntomas de las hemorroides y algo más serio.

¿Cuáles son Algunos de los Síntoma de las Hemorroides?

Las hemorroides son venas inflamadas que se presentan dentro del ano o debajo del tejido que rodea el ano. Conforme los desechos corporales entran al canal pélvico y rectal los tejidos que rodean dentro del ano (a veces llamados “cojines anales”,) se llenan de sangre para controlar los movimientos intestinales. Las hemorroides se desarrollan cuando una presión excesiva y otros factores hacen que las venas dentro de estos cojines se inflamen y se estiren. Las hemorroides se desarrollan cuando el tejido alrededor del ano ya no puede soportar estas venas inflamadas. Entonces empiezan a abultarse, formando sacos diminutos ya sea dentro del recto o debajo de la piel alrededor del ano.

Usted debe ser examinado por un medico si tiene cualquiera de los siguientes síntomas de las hemorroides:

  • Sangrado Rectal: El sangrado rectal suele ser el primer síntoma de hemorroides que aparece. Usted siempre debe ser examinado por un profesional de la salud si hay sangrado. En la mayoría de los casos, las hemorroides son la causa del sangrado, pero no debe jugar con su salud. El sangrado rectal también puede ser un primer síntoma de cáncer, pólipos, diverticulitis, y colitis ulcerativa, entre otras enfermedades. El sangrado rectal no relacionado con un movimiento intestinal es mucho más preocupante.
  • Heces Angostas: Consulte a su médico si sus heces son más angostas de lo normal. Las heces pueden ser delgadas como un lápiz. Las heces delgadas pueden indicar un bloqueo intestinal.
  • Incontinencia o Inhabilidad para Defecar: Usted debe ver un doctor si no puede orinar o defecar. Asimismo, debe ser examinado si tiene diarrea con una inflamación moderada del estómago que se presenta junto con los síntomas de las hemorroides.
  • Heces Negras: Consulte inmediatamente a su médico si tiene heces oscuras o lodosas. Sus heces pueden volverse negras si usted ingiere un suplemento con hierro. Pero si son totalmente negras y no está ingiriendo nada, es posible que tenga sangrado intestinal. Las heces negras no suelen considerarse un síntoma de hemorroides.
  • Filtración Anal: Un doctor debe revisar cualquier filtración anal. Ocasionalmente, la piel que cubre una hemorroide externa puede reventarse o sangrar. La filtración puede indicar una infección en esta área.
  • Fiebre: Si tiene fiebre junto con heces y sangre debe ver un médico inmediatamente. La fiebre puede indicar diverculitis, colitis, u otra enfermedad grave.
  • Bultos Inusuales: El bulto de una hemorroide puede formarse en la zona anal por varias razones. Una hemorroide interna puede convertirse en una hemorroide externa si sale del recto y cuelga afuera del ano. Las hemorroides caídas pueden volver dentro del ano por sí mismas. Las hemorroides externas suelen forman un bulto pequeño y rosado debajo de la piel alrededor del ano. Este bulto dolerá al tacto. Un bulto que aparece en la apertura anal, que no duele y que no desaparece a los días debe ser revisado por un profesional de la salud.

En el Consultorio Médico

Si usted no sabe si tiene síntomas de hemorroides, haga una cita con su médico. Su profesional de la salud le hará un examen rectal digital y posiblemente una anoscopía para diagnosticar sus hemorroides u otro padecimiento, y para determinar la gravedad del caso.

Un examen rectal digital se usa para revisar anormalidades en la zona pélvica e inferior del abdomen. Un examen rectal digital también puede usarse para descartar padecimientos más graves como el cáncer de colon, el cáncer de recto o la enfermedad de Crohn. Este examen también puede servir para que su médico determine la gravedad de las hemorroides y las acciones necesarias para tratarlas. Durante un examen digital rectal, su médico insertará un dedo cubierto con un guante y gel en el recto y usará la otra mano para presionar la parte baja del abdomen o la pelvis. Esto también sirve para que el médico examine la próstata de los hombres y el útero y los ovarios de las mujeres. A veces la vejiga puede sentirse durante un examen digital rectal.

La anoscopía permite que el doctor examine el ano, el canal anal, y la parte inferior del recto para ver si hay tumores o pólipos, inflamación, sangrado y otros malestares. Para realizar esta prueba el doctor usará un anoscopio, que es un tubo corto, rígido y hueco que puede contener una luz. Aumenta el tamaño del recto y permite a su médico ver las dos últimas pulgadas del colon, espacio también conocido como el canal anal. Durante una anoscopía también puede tomarse una biopsia. Conforme el instrumento se retira con cuidado, el revestimiento del canal anal puede ser revisado.

Después de un examen detallado, su médico podrá determinar si los síntomas de las hemorroides que padece pueden ser tratados o si son causados por otra enfermedad más grave. Si tiene hemorroides, su doctor también podrá aconsejarle cuál es el mejor método o tratamiento dependiendo de la ubicación y la gravedad de su caso.

Foto: Mislav Marohnić

Tags: ,