¡Remedios para las Hemorroides!

Tratamiento de Hemorroides

Las hemorroides son un padecimiento doloroso pero común que afecta a millones de norteamericanos cada año. La mitad de los americanos mayores a cincuenta años desarrollarán hemorroides. En esencia son várices que se forman en la zona anal debido a un aumento de la presión en los tejidos anales. Pueden presentarse dentro del ano (llamadas hemorroides internas) o debajo de la piel alrededor de la zona anal (llamadas hemorroides externas.) Los síntomas incluyen sangrado, dolor y malestar. Las hemorroides comúnmente son causadas por el esfuerzo que ocurre con el estreñimiento, los partos o al levantar objetos pesados. Otras causas son pasar mucho tiempo sentados o de pie, y la falta de ejercicio.

Higiene Anal

Toallas, Flores, y una Vela

Es muy importante mantener las hemorroides y el canal anal limpio. Sin embargo, esto puede ser fácil de decir, difícil de hacer, por el dolor, la comezón y el malestar de las hemorroides. Procure recordar que el objetivo no es limpiar la zona al tallarse, sino más bien lavarla. Aunque las hemorroides pueden dar mucha comezón, es vital que usted no se rasque ni frote la zona. Rascar una hemorroide puede darle alivio por unos segundos. Pero esto garantizará que el tejido se inflamará más y que habrá síntomas por días. En vez de ello, dese palmadas suaves en la zona anal con una toalla tibia y húmeda o con una toallita de bebé. Cuando el área esté limpia, aplique bastante talco para que se mantenga seca y permita que los tejidos se muevan más libremente.

Baño de Asiento

Un baño de asiento puede brindarle un alivio enorme de los síntomas de las hemorroides. Un baño de asiento literalmente significa sentarse en una tina con agua tibia. Una tina normal puede servir o usted tiene la posibilidad de comprar un baño especial en cualquier farmacia y tienda departamental. Este producto básicamente es una silla de plástico que cabe en un inodoro. La silla se convierte en una tina para remojarse. Independientemente del tipo de tina que use, la clave de un baño de asiento es el agua caliente. Procure usar agua que esté un poco más caliente de la que usted normalmente usa. Los beneficios terapéuticos de un baño de asiento se sienten casi de inmediato. Sin embargo, para evitar lesiones en la piel, debe limitar el tiempo que dura en el agua a veinte-treinta minutos no más de cuatro veces al día.

Sangrado

Las hemorroides y las fisuras anales son la causa más frecuente del sangrado rectal. Cuando aparece sangre roja brillante en el inodoro o en el papel higiénico esa es una buena señal de una hemorroide. Sin embargo, debe tomar en serio el sangrado rectal porque la anemia puede ser el resultado si el sangrado es abundante o duradero. También es probable que sea la causa de una enfermedad más grave. La inflamación del colon, la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerativa, los pólipos no cancerosos de colon, y el cáncer de colon causan sangrado rectal. Típicamente, en el caso de estas enfermedades, la sangre es más oscura y está mezclada con las heces, produciendo heces negras o café muy oscuro. Las heces negras también pueden indicar sangrado de la parte superior del intestino. Siempre debe tomar en serio el sangrado rectal.

Hierbas

Hierbas

Hay varias hierbas que pueden usarse para manejar las hemorroides y el dolor que causan. El gel de aloe vera aplicado directamente en el ano puede aliviar el dolor y el ardor de las hemorroides. Los arrayanes, la raíz de sello de oro, la mirra y el roble blanco son similares a los ungüentos convencionales para hemorroides. La raíz de consuelda en polvo puede usarse para formar una pasta para hacer un cataplasma que alivie el sangrado rectal de las hemorroides. (Es importante anotar que la raíz de consuelda solo debe usarse externamente.) Los cataplasmas de baya del saúco y de gordolobo pueden utilizarse también para tratar el dolor de las hemorroides. La milenrama puede usarse para hacer un té fuerte y tibio que se aplica directamente a las hemorroides varias veces al día. El hamamelis puede aprovecharse como un astringente que se aplica a la hemorroide hasta tres veces al día para reducir el tejido inflamado. Otras hierbas que pueden utilizarse para aliviar las hemorroides son la corteza de espino amarillo, la raíz de collinsonia, el perejil, hojas de parra de uva roja y raíz de piedra. Estas hierbas pueden tomarse en forma de cápsula o té.

Cambios en el estilo de vida

Una Mujer y Hombre Ambos Ancianos Caminando

Además de los métodos ya descritos, hay otras formas de aliviar el dolor, el malestar y el sangrado de las hemorroides. Procure evitar sentarse en superficies duras. También los cojines en forma de dona pueden agravar los vasos hemorroidales al aumentar la presión en la zona anal. Use un cojín suave, común y corriente, para aliviar el malestar. Aumentar el consumo de agua y de fibra ablandará las heces y facilitará los movimientos intestinales. Evite las grasas, los productos animales, el café, el picante y el alcohol que pueden molestar el aparato digestivo.

Terapia Tradicional

La medicina convencional suele requerir el uso de ungüentos tópicos para aliviar los síntomas de las hemorroides. Sin embargo las medicinas no curan las hemorroides. Su médico podrá recetarle un ungüento con 2.5% de hidrocortisona para reducir la inflamación y la comezón de las hemorroides. Pero este esteroide no debe usarse más de dos semanas. En casos menos severos, los remedios que no requieren receta, como son la vaselina, la Preparación H, supositorios, crema con 1% de hidrocortisona, o un anestésico tópico pueden utilizarse para aminorar los síntomas de las hemorroides.

Procedimientos médicos

Las hemorroides problemáticas que no desaparecen, incluso con los remedios caseros y los medicamentos recetados, es posible que tengan que extirparse. Algunos procedimientos quirúrgicos comunes son:

  • Ligadura con Banda Elástica: El doctor colocará una liga en la base de la hemorroide, cortando su circulación y haciendo que se seque.
  • Escleroterapia: Se inyecta una solución química alrededor de la base de la hemorroide para secar el vaso sanguíneo inflamado.
  • Coagulación Láser: Estos procedimientos usan calor eléctrico o de láser para quemar y destruir el tejido hemorroidal.
  • Hemorroidectomía: Este procedimiento quirúrgico elimina por completo las hemorroides graves.